Publicación en la revista de Red de Información sobre la seguridad de votar en pandemia

observación electoral

La Coordinación de Derechos Políticos y Observatorio Electoral, a través de la Lic. Sofía Santamarina y Gabriel Beraud, publicó un artículo en la revista de Red de Información sobre la seguridad de votar en pandemia haciendo un balance a partir de la misiones de observación electoral realizadas por la Defensoría del Pueblo de la CABA.

Este trabajo abarca desde las primeras elecciones que hubo en Argentina desde que comenzó la pandemia en 2020 (voto de ciudadanos/as bolivianos/as residentes en el extranjero para elegir presidente/a y los comicios municipales de Río Cuarto), pasando ya en 2021 por la votación de los/as ciudadanos/as peruanos/as, ecuatorianos/as y chilenos/as residentes en Argentina para renovar las autoridades nacionales en sus respectivos países, hasta las nacionales (PASO y generales) de ese mismo año. En todas ellas la Defensoría del Pueblo de la CABA estuvo presente cumpliendo su rol de observadora electoral, además de colaborar con las autoridades electorales para que se garanticen los derechos políticos y electorales de los/as ciudadanos/as.

Los resultados que se obtuvieron de las MOE desplegadas en la Ciudad de Buenos Aires durante las elecciones primarias (PASO) y generales, y los datos epidemiológicos (cantidad de casos y muertes) permiten afirmar que votar en contexto de pandemia es seguro en términos individuales - para electores/as y demás actores abocados al día de los comicios (autoridades de mesa, fiscales, responsables de establecimientos, personal del correo, fuerzas de seguridad, entre otros/as) - así como comunitarios, en tanto, no se registraron aumento de casos/fallecimientos ni brotes de COVID-19 asociados a la realización de las elecciones, tal como muestran los gráficos siguientes y se desarrolla a continuación.

Por último, los datos obtenidos mediante las Misiones de Observación Electoral in situ desarrolladas por la Defensoría del Pueblo de la CABA durante las elecciones nacionales legislativas y las de extranjeros/as que tuvieron lugar en la Ciudad de Buenos Aires, arrojaron cinco grandes conclusiones:

  • Es posible organizar elecciones seguras, legítimas, participativas y transparentes en contexto de pandemia sin necesidad de grandes cambios normativos;
  • Si se cumplen los protocolos sanitarios implementados y se avanza con la vacunación, las jornadas electorales no generan brotes de contagios ni de fallecimientos a causa de COVID-19;
  • Luego de dos años de vivir en pandemia, la ciudadanía ha incorporado las medidas básicas de prevención -uso correcto de tapabocas, distanciamiento físico y sanitización de manos-, lo que facilita el cumplimiento de los protocolos sin necesidad de incorporar nuevos actores como facilitadores u orientadores sanitarios;
  • Algunas medidas como el aumento de los centros de votación, los horarios de prioridad para grupos de riesgo, la utilización de espacios ventilados y la permanente higiene de manos constituyen buenas prácticas electorales a mantener aún en la pospandemia;
  • Tanto en Argentina como en otros países de la región y del mundo, la participación electoral bajó, y en la Ciudad de Buenos Aires, un 20% de quienes fueron a votar lo hicieron con miedo a contagiarse. Es fundamental que todos los actores que intervienen en los procesos electorales colaboren a difundir información de calidad a la ciudadanía para dotar de legitimidad y transparencia a la democracia, garantizar el ejercicio efectivo de los derechos políticos y la salud de la ciudadanía.

Para acceder a la publicación, haga click aquí.