Diputados aprobó una nueva ley de financiamiento de partidos políticos

La votación del proyecto fue de 148 votos a favor a 69 en contra.

La Cámara de Diputados sancionó ayer la ley de financiamiento de partidos políticos, permitiendo, entre otras cosas, el aporte de las personas jurídicas para las campañas electorales. Este punto fue la cuestión central del proyecto ya que hubo varios sectores que se oponían a la medida, la cual vuelve a permitir el aporte de las empresas pero esta vez con un límite del dos por ciento (2%) de los gastos permitidos para esa campaña.
Otra medida importante es que los aportes en dinero deberán ser efectuados únicamente mediante transferencia bancaria, depósito bancario acreditando identidad, medio electrónico, cheque, tarjeta de crédito o débito, o plataformas y aplicativos digitales siempre que estos permitan la identificación fehaciente del donante y la trazabilidad del aporte. Además se incorporaron los aportes en especie, los cuales implican una prestación de un servicio o la entrega de un bien en forma gratuita.
Respecto a la publicidad, se reducen del 10 al 5 % del total del espacio disponible el aporte que los medios audiovisuales hacen en las campañas y se regula la publicidad digital por medio de las redes sociales. En ese sentido, se establece la atribución de la Cámara Electoral para controlar la publicidad digital.
En cuanto a la campaña electoral, que hoy inicia 35 días antes de la fecha de la elección, comenzará ahora 50 días antes; y finalizará, como ahora, 48 horas antes del inicio del comicio. La publicidad en medios de comunicación queda prohibida antes de los 35 días previos a la fecha de la elección -hoy el plazo es de 25 días-. Asimismo, se amplía el plazo a partir del cual los candidatos ya no podrán realizar actos de gobierno -será dentro de los 25 días previos al comicio-.
Sobre las encuestadoras, estas deberán inscribirse en un registro e informar quién las contrata y cuánto facturan por sus trabajos.
También, la ley incrementa el aporte que el Estado debe hacer a los partidos políticos para la impresión de boletas y establece el control y auditoría que la Cámara electoral debe realizar sobre los informes de los partidos políticos, vinculados a sus gastos de campaña y a sus balances.
Asimismo, la nueva norma establece una modificación en el destino del Fondo Partidario Permanente: se añade el porcentaje del 30% destinado a la formación, promoción y el desarrollo de habilidades de liderazgo político de las mujeres dentro del partido.
Por último, se crearon ocho cargos de auditores para desempeñarse en el Cuerpo de Auditores Contadores de la Cámara Nacional Electoral.