Nuevas medidas de la Cámara Nacional Electoral de cara a las elecciones del 2019

dónde voto

A un año de las elecciones presidenciales de 2019, la Justicia Electoral anunció una serie de disposiciones para evitar las manipulaciones y la desinformación en las redes sociales durante la campaña electoral. Por otra parte, decidió que se eleve a 104 años o más, la edad de exclusión provisional del padrón de electores.

Sobre la primera de las medidas, la Cámara Nacional Electoral (que busca promover el “voto informado”) anunció la creación de un "registro de cuentas de redes sociales y sitios webs oficiales", que incluye a candidatos, agrupaciones políticas y a los principales dirigentes de los partidos.

En la acordada extraordinaria 66/18, los jueces advierten que "se ha acentuado la preocupación por el desempeño de tácticas de manipulación y desinformación en línea en las últimas elecciones de una diversidad de países de distintas regiones del mundo, en atención a la influencia que proyectan sobre la capacidad de los ciudadanos de elegir a sus representantes sobre la base de información veraz y con debates públicos auténticos".

Es por eso que en la próxima elección, los informes finales de campaña los partidos deberán aportar el material audiovisual que utilizarán en Internet y en las redes sociales al tiempo que se ajustarán mecanismos de control "más precisos" para detectar eventuales omisiones en las declaraciones de gastos en el rubro.

Por otra parte, el tribunal instó a desarrollar una campaña de "educación pública" con el fin de concientizar a los ciudadanos sobre la circulación de noticias falsas en redes sociales.
Sin embargo, apunta a que las regulaciones "deben prestar especial atención en no menoscabar el derecho a la libertad de expresión".

Y la otra medida adoptada por la Cámara es el incrementar a 104 años o más, la edad de exclusión provisional del padrón de electores, ya que el último censo del año 2010 arrojó un aumento de la cantidad de habitantes de 100 o más años a 3.487 habitantes, en comparación de los 1.855 que había en el 2001.

Los jueces dejaron sentado que “la reincorporación como elector activo de aquellos provisoriamente excluidos podrá ser solicitada por el propio interesado, su cónyuge, parientes por consanguinidad o afinidad hasta el cuarto grado, o cualquier tercero que posea elementos demostrativos de la supervivencia del ciudadano, personalmente o por las vías digitales habilitadas a tal fin y, en caso de considerarse procedente, a través (…) del Sistema de Gestión Electoral se indicará en el Registro la condición del elector como “mayor de edad límite con intención de voto”.
Y “que dicha exclusión tiene efectos únicamente electorales y que carece de cualquier valor probatorio respecto de la eventual defunción de tales ciudadanos”.